Revista DIRCOM – N° 079

Desde hace algunas décadas, incentivadas por el proceso de globalización de la economía, las empresas comenzaron a regionalizarse y cambiar su estructura organizacional pasando de un modelo funcional a uno matricial. Este cambio de modelo conllevó dos cosas, por lo pronto. Primero, la descentralización del poder, donde las áreas ya no reportan a su jefe inmediato sino a uno que está en otro país -en la central regional-; y en segundo lugar una regionalización de las acciones, es decir que ya no se pensaba a nivel local país, sino tomando varios países a la vez.

Descarga desde aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.